sábado, 28 de enero de 2017

Querer, quererte.

Hoy me dieron ganas de escribir otra vez, amanecí motiva e inspirada.
Amanecí pensando en lo bonito que se siente querer, quererte, querer quererte.
Esta decisión de quererte la tomé hace mucho ya, pero nunca había experimentado la sensación de querer de tantas formas diferentes.
Querer con amor, querer con rabia, querer con pasión, querer con amistad, querer con compasión, tantas formas en las que te quiero pero siempre elijo quererte con admiración.
La admiración es la que me permite respetar tus alas, respetar tu vuelo, aceptarte como otro y no hacerte una extensión de mi propio ser.

Te quiero con libertad, con respeto, con el deseo de que te quedes para siempre, pero te quiero con la puerta abierta para que te vayas cuando así lo decidas... Te quiero como a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario